La pluma del impostor: BUENOS AIRES – LUNES 1 DE FEBRERO AÑO 1 d.C (Después del Covid-19)

por R.R. Barrios

Primer día de Febrero y quinto día de lluvia en la ciudad de la furia, y la hermosa sensación de que el año está perdido vuelve a invadir todo mi ser.

Un mes ha pasado desde año nuevo, y ya pienso en mis deseos para el 2022.

Me desperté temprano, evidentemente en lealtad a mi pobre suerte, justo hoy que por la lluvia, los muchachos paraguayos, sangre y sudor obreros, no laburan. ¡Perdón! Yo siempre pensando que todo el mundo lo sabe: desde hace unos meses construyen un edificio al lado de mi casa, y el progreso voraz se llevará consigo una parte del cielo que tenía del lado del living. Entonces, ¿qué podríamos agregarle a esta pandemia? Tal vez que te construyan 9 pisos, y polvo y ruido te obliguen a encerrarte de 8 a 17 hrs. Ya llevo tres cuarentenas: por regreso de viaje, por decreto nacional y por edificio en construcción.

La ventaja es que tengo gratis un curso de guaraní básico, un idioma que siempre quise aprender, la lengua del futuro, quien sabe…

Preparo mi mate y las 8 galletitas que irán de a pares unidas por mermelada de damasco, y me apresto a escribir para “Metafierro” porque tengo que entregar el texto en las próximas horas.

Consulto a Jorge por unas frases, y me dice que no me preocupe porque de todos modos nadie lo va entender y por las dudas me aclara que el problema no es la gente. Con esta vacuna de aliento no autorizada por la OMS, mando mensaje a Alevtina, quien me manda un audio muerta de risa, y me cuenta que ahora la revista también irá traducida al arameo. Quien sabe si no tendré esta vez algo de ayuda divina…

Sale mensaje urgente para Fer que me responde que entregue el material en tiempo y forma, caso contrario me manda los tres pibes para que los alimente todo el mes, y comienzo a analizar la posibilidad de poner una colonia de vacaciones para hacer unos mangos extras. Llega mensaje de Ariadna: “Ricky entregá el material en tiempo y forma, caso contrario te mando los tres pibes… y a Fer…” Eso sí me parece realmente atemorizador, así que raudo, digno, firme y resignado, me pongo a escribir…

Aquí hoy no están previstas marchas (porque se sabía de la lluvia).

Los gobiernos de Nación y CABA consideraron esto inadmisible, y ordenaron un cronograma de emergencia, por lo tanto esta tarde se manifestarán los que puteaban por la seguidilla de días de más de 35 grados y cortes de electricidad, y a las tres horas de manifestarse, los mismos participantes cambiarán carteles y protestarán por los cinco días seguidos de lluvia y los 19 grados, iniciando acciones legales contra el mes de Enero, que en el día de ayer decidió darse a la fuga. Por una cuestión de equidad con todas las partes, Edenor y Edesur que no programaron cortes para hoy, darán marcha atrás con la medida, y anunciarán un cronograma titulado:

“Haga frío haga calor
aunque llueva o haya sol
democracia es igualdad
cortamos la electricidad”

¡Ahora los argentinos somos un poco más iguales, vivamos todos juntos, unidos bajo el lema: “Dios no nos extermina, porque no nos entiende”!.

Finalizadas estas protestas, se manifestarán los antimilongas, los pro milongas, los pro milongas con protocolo, los antimilongas sin hisopado, los pro milonga con proctólogo, y los que protestan su desacuerdo con ambos, porque no milonguean, y no les importa un carajo.
Entre todos serán menos de un centenar, así que se los encerrará con vallas alrededor del obelisco, y no habrá problemas de tránsito.

Mientras tanto el sedante y rítmico sonido de la lluvia golpeando contra el motor del aire acondicionado, me invita a practicar los ejercicios aprendidos en la clase de adornos con Olga the Best. Busco mis Comme il Faut de 9 cm divinos, que me regaló Raquel cuando entendió de qué le hablaba cuando le hablaba de mi lado femenino (¿Qué esconde mi fijación con Cyd Charisse?), y me pongo a ejecutar los postulados de la Pachatango Besio; una luz de esperanza se ilumina en mi interior, voy hacia la luz soñando que tal vez el día de hoy tenga algún sentido.

Mensaje de Luli y Joe con la receta de una tarta vegana con seitán, tofu y quinoa. Les pregunto si esos alimentos se consiguen en este planeta. Les escribo que no hay nada de eso en mi vivienda, mientras saco de la heladera el asado que quedó de ayer, y les digo que por hoy comeré carne para que no sea tan traumático mi cambio de alimentación, pero que en muestra de afecto y buena voluntad, le hincaré también a unas berenjenas en escabeche.

Enero se escapó veloz como para sacarse cualquier responsabilidad penal que pudiera adjudicársele. Odio Enero y su sol, a menos que esté a pocos metros de una piscina o el mar. Prefiero un Enero helado en Moscú abrazando rusas durante interminables tandas de Caló, Tanturi y Demare. Creo que la comunidad mundial del Tango tendría que decidir qué hacer con este mes. En lo que respecta a nuestro cosmos arrabalero, Enero es realmente un mes de mierda.

Según expertos en efemérides necrológicas tangueras, Enero es un mes que se ha llevado de gira a varios miembros de la fauna tanguera: José Vázquez, Andrea Missé, Teté Rusconi, Osvaldito Zotto, Antonio Todaro, y este último Enero pandémico, a Don Juan Carlos Copes. Enero, te detesto. Tu única cualidad es tu 1 de Enero, entre la medianoche y las 7 de la mañana, en el que uno festeja la llegada de un nuevo año, al que le otorgamos la infantil ilusión de que será mejor que el anterior. Pasados los efectos del alcohol, tomamos conciencia de que tal vez, inexorablemente, el mes y/o el año ya esté/n perdido/s, siempre dependiendo del humor de cada mortal. Sin respetar latitudes, un frío Enero europeo se llevó hace unos años al inigualable Félix Picherna. Solo estos nombres bastarían para decretarle a Enero una huelga por tiempo indeterminado. Ante la imposibilidad de borrarlo del almanaque milonguero, se está elaborando un proyecto para que toda la comunidad sea un mar de festejos carnavalescos cada uno de los 31 días que posee ese mes. Si nos llega la hora, que nos encuentre disfrutando de todos los placeres posibles de la vida, bailando unos tangazos en una inmensa bacanal milonguera, con sexo, drogas y Troilo ‘n roll.

Y que no falten elixires etílicos para brindar y recordar a los que ya no están y tanto nos dieron.

Paró un ratito de llover, sale el sol, sube la humedad, ¡good morning Kuala Lumpur!
¡Vamos con Tanturi Campos al horno! Hace 345 días que no milongueo…¿habré llegado a mi fecha de vencimiento? La última noche fue en Bologna, la milonga de mi amigo Pato Lolli. ¿Abrazar es un gesto en vías de extinción? ¿Seremos Mamuts y Dodos milongueros dentro de poco tiempo?

Me escribe Fer:
“El tango ha muerto…”
¡La puta madre, Febrerooo!
Pienso que todos los tangos pueden bailarse como tragedia y luego como comedia…
Pienso…luego bailo…
¿Hay vida después de Pugliese?
Vuelve a largarse. La garúa en Buenos Aires a la hora de la siesta es algo cercano a una epifanía, y cuanto más gris, mejor. En ese momento uno podrá ser ungido con la iluminación, o seguirá siendo un mortal que será olvidado más temprano que tarde. Cualquier cosa puede pasar…
Buenos Aires ,te amo, te odio, dame más.

De acuerdo al orden de prioridades, me toca la vacuna en 2027 “…ni el tiro del final te va a salir…!” El polaco Goyeneche cumplió años el 29, y dos días después el club Platense ascendió a la primera división del fútbol argentino, ya enviaron proyecto para canonizarlo.

Suena el timbre, atiendo, me dicen “Glovo, delivery para Ricky Barrios”
Raro, no pedí nada. Bajo igual.
Ari, Fer y los pibes; padre y madre sonríen, los niños, no. “¿Qué hacen acá?
“Como no respondiste los mensajes, te dejamos los nenes, nos tomamos unas birras y en un par de horas pasamos a buscarlos”. Miro a los pibes, son una versión en escala de Los Ramones…

En otra ocasión -cuando me recupere- narraré los hechos…

Un par de horas después bajo a dejar a los niños con sus padres, que me agradecen muy sonrientes. Cuando se van, escucho que el mayor le dice a los padres “le enseñamos la séptima sacada…el tipo es medio madera, pero le pone garra…”

Salgo del ascensor, llega mensaje de Chicho “Si no estás dispuesto a dar la vida por el tango no sos un verdadero tanguero…”

Menos mal que Enero ya pasó!

Comentar Artículo

Suscribite a Metafierro

Recibí novedades y contenidos exclusivos.